Gaylespol exigeix el cessament d'un director de la Policia de Panamà i un nou Reglament Intern PDF  | Imprimir |  E-mail
dijous, 16 agost de 2007
Redacció │ Barcelona

ImageEn una carta del President de l'Associació de Gais i Lesbianes Policies, Víctor Argelaguet ha emplaçat al govern Panameny a la destitució immediata del Director de Responsabilitat Professional del cos nacional. En unes declaracions del passat dilluns el Sr. Manuel Muy Zapateiro va afirmar que la policia ha de donar exemple a la resta de la societat expulsant qualsevol membre que pateixi de “homosexualismo o lesbianismo”.

Així mateix va qualificar la orientació de malaltissa, "Para ser policía hay que estar sano física y mentalmente". La polèmica s'ha generat a partir de què ha trascendit el cas d'un agent que ha estat expulsat del cos al fer-se públic que tenia una relació amb un altre home.

Argelaguet ha fet referència a la inadmissibilitat que un alt funcionari públic de policia qüestioni els Drets Humans i intenti justificar la decisió referint-se a que la orientació homosexual és de malalts. Al text s'ha recordat a les autoritats el paper de la policia en les societats modernes i democràtiques, i del necessari lideratge de les institucions en la lluita contra el racisme i la homofóbia per a garantir la plena convivència i la cohesió social. El president de Gaylespol ha destacat la inseguretat que genera en la comunitat homosexual el fet que un alt comandament policial doni per bo acomiadar homosexuals pel fet de ser-ho, i s'ha referit al perill que alguns ciutadans vegin com a correctes altres conductes de discriminació envers a gais i lesbianes.

El Reglament Intern vigent a la Policia Panamenya preveu la prohibició d'homosexuals a l'article 133, tot i que la Constitució Nacional prohibeix explícitament les discriminacions. El responsable policial del que es demana el cessament considera que el reglament té plena aplicació i és convenient que no ingressin homosexuals ja que "se debe dar el ejemplo y cumplir con una norma de moralidad".

Revenja de l'exparella

El cas que ha motivat la polèmica ha estat el d'un agent que després d'una relació de parella que es va acabar, va veure com el seu excompany enviava a Afers Interns fotografies de la vida en comú i que han suposat la seva expulsió de la policia.

Divisió d'opinions entre els agents

Per un agent que va es va considerar ell mateix com homofòbic i que va preferir no ser identificat, va qualificar la situació d'intolerable i incòmode ja que segons ell quan es despulla alguns agents el miren amb “intereses románticos”. Per uns altres dos agents que participaven a la conversa amb la periodista la llei es senzillament discriminatòria. "En la Policía hay muchos homosexuales que son buenos en su trabajo. Todos sabemos quién es quién, pero ellos se tienen que reprimir ante los superiores. Mientras no se metan con nadie, ¿por qué botarlos?", van afirmar.

Carta enviada pel president de Gaylespol als principals diaris panamenys i a les autoritats policials

La policía panameña también tiene como misión luchar contra la homofóbia

Más allá de la evidente inconstitucionalidad del reglamento interno del cuerpo de policía de Panamá, no es admisible que un alto directivo de este cuerpo haga declaraciones que atentan directamente contra los derechos humanos. Algunas personas con prejuicios en este ámbito podrían alimentar su discurso, y ver como un comportamiento aceptable por las autoridades el agredir a homosexuales, despedir maricones o pegar a niños en el colegio por ser amanerados.

El mensaje del Estado en la defensa de la igualdad, la seguridad y la integridad de las personas debe ser claro y contundente en la no tolerancia de discursos de odio, y menos aún cuando sean protagonizados por los profesionales responsables del cumplimiento de la ley.

El Sr. Manuel Muy Zapateiro y quién todavía no le haya destituido deberían buscarse un nuevo trabajo. Ser policía consiste justamente en lo contrario que ha declarado que hacen. Se trata de garantizar los derechos y las libertades de la personas, de luchar contra las discriminaciones, de trabajar para fortalecer la convivencia y la paz social y de servir a la ciudadanía. Y entre ellas -a pesar del Director de Responsabilidad Profesional- también esta la lucha contra la homofóbia.

Con palabras como las de Muy Zapateiro hace 60 años se empezó a construir el discurso del odio que en poco tiempo permitió convertir en humo a más de 10 millones de hombres y mujeres que el único delito que habían cometido era ser como eran. De ellos, 200.000 eran homosexuales.

Cada día homosexuales que trabajan de médicos, jueces, políticos, jugadores de fútbol, abogados, periodistas, escritores o policías se ven obligados a valorar minuto a minuto de mostrarse como son, de expresar sus emociones y si pueden compartirla con compañeros de trabajo, amigos y familiares. Todo para evitar actitudes hostiles y de rechazo que hoy por hoy no tienen cabida.

­Desde la Asociación Española de Gays y Lesbianas Policías expresar todo el apoyo a aquellos agentes de policía que han sufrido discriminación, a los que se ven obligados a mentir y a vivir dobles vidas para continuar sirviendo a su país, y a todos aquellos aspirantes de policías que han sido rechazados en aplicación del reglamento.

< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow Gaylespol exigeix el cessament d'un director de la Policia de Panamà i un nou Reglament Intern
Go to top of page