Desplegament fa aigües: 16 aspirants policies per les 112 places de mobilitat PDF  | Imprimir |  E-mail
dimarts, 21 setembre de 2004
Redacció Web policial (Barcelona).- D'acord amb el Pla de Desplegament presentat per al Govern Alternatiu del PSC i les últimes modificacions de l'equip de la consellera es pretenien reclutar fins a uns 850 agents mitjançant convocatòries per a membres de FCSE. La realitat però ha estat més dura del que és preveia. Fins avui s'han presentat 16 instàncies per part d'agents del Cos Nacional de Policia i la Guardia Civil.

A més a més, el nivell de la "cantera" d'aspirants és cada vegada més baix, situació que s'ha traduït en un reconeixement a efectes econòmics per al nivell C, ja que l' exigència del Batxiller a les properes convocatòries reduiria substancialment els aspirants del Cos de Mossos. No cal recordar el model formatiu en altres països de l'entorn on tenen una carrera policial i es requereixen almenys tres anys per a formar-se com a agent. La inscripción de aspirantes para este curso se cierra mañana

Tan sólo 16 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se presentarán al concurso por las 112 plazas que los Mossos d'Esquadra han ofrecido a los cuerpos de seguridad de ámbito estatal.

El problema tiene un valor especial, porque coincide con el despliegue de la policía autonómica en la ciudad de Barcelona

SERGIO HEREDIA - 21/09/2004
Barcelona

Sólo 16 policías y guardias civiles concursarán por las 112 plazas que los Mossos d'Esquadra han puesto a disposición de miembros de los cuerpos de seguridad de ámbito estatal para el curso que ahora empieza, una temporada de excepción, porque coincide con el despliegue de la policía autonómica en la ciudad de Barcelona (en noviembre del 2005). La estadística evidencia que la propuesta de convertirse en mosso d'esquadra no ha calado hondo entre policías nacionales y guardias civiles, que prefieren mantenerse en su ubicación actual antes que verse involucrados, tal vez, en un traslado geográfico que no ansían.

Fuentes próximas a la policía autonómica comunicaron a este diario su decepción ante la situación creada, aunque también opinan que esas circunstancias podrían modificarse en las próximas horas. “No descartamos que el departamento de selección del cuerpo autonómico reciba por correo la solicitud de diversos aspirantes, o que algún otro se dirija en persona, y en el último momento, a alguna delegación territorial. De hecho, nuestra experiencia nos demuestra que las colas suelen registrarse en los últimos días”, dijeron estas mismas fuentes.

Mañana concluye el plazo de inscripción de aspirantes. Una vez apuntados, esos aspirantes se someterán a un examen que Joan Delort, el secretario de Seguretat Pública de la Generalitat, ha considerado “superable”. El aspirante deberá presentarse a un examen de catalán de nivel B y someterse a una prueba de comprensión del funcionamiento interno del cuerpo autonómico.

Más allá de esa prueba, los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han expresado sus reticencias a cambiar de destino. “A nadie le hace gracia tener que trasladarse a Tremp, por poner un ejemplo, cuando lleva años viviendo en Barcelona”, dijeron fuentes próximas al cuerpo autonómico. Esa circunstancia, admiten las mismas fuentes, también ha provocado que el nivel de los aspirantes a mosso haya decaído en los últimos años.

El problema tiene un valor excepcional, porque coincide con la última fase del despliegue de la policía autonómica –el proceso concluirá en el 2008, cuando los mossos alcancen el delta del Ebro– y, en especial, con el despliegue en la ciudad de Barcelona. La capital catalana debería recibir cerca de 2.700 agentes en noviembre del próximo año. Hasta la fecha, Policía Nacional y Guardia Civil han aportado un total de 184 agentes a la policía autonómica, una cifra minúscula, al menos si se compara con los más de 9.200 mossos que componen hoy el cuerpo policial.
< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici
Go to top of page