Policías en huelga ¿Perversión de legalidad o derecho básico? PDF  | Imprimir |  E-mail
dimecres, 07 juliol de 2004

La notícia se repite una y otra vez en todos los municipios en los que se negocia el convenio. ¿Hasta que punto algunas medidas de presión pueden considerarse rallando la ilegalidad? ¿Vale todo en la defensa de los derechos de los funcionarios de policía? ¿Sería conveniente que la negociación fuera a nível de Catalunya y no municipio a municipio?
La Guàrdia Urbana deja sin vigilancia durante 8 horas las calles de Tarragona

La mayoría de los agentes del turno de tarde 'enfermó' mientras el resto estaba en una asamblea

C. Gosálbez/N. Bea |

El desacuerdo en la negociación del convenio colectivo entre el Ayuntamiento y la Guàrdia Urbana generó ayer una situación nunca vivida anteriormente en la ciudad. Casi la totalidad de los agentes que a las 14 horas debían entrar en el turno de tarde -más de veinte- se ausentó de su puesto de trabajo alegando que estaban enfermos. Por espacio de varias horas, la Guàrdia Urbana no patrulló las calles de la ciudad. Mientras esto sucedía, el alcalde, Joan Miquel Nadal, prefería no efectuar declaraciones y los delegados sindicales protagonizaban un encierro permanente en las instalaciones de la avenida Prat de la Riba. Así mismo, y como ya habían avisado, el dispositivo que la Guàrdia Urbana organiza para los fuegos artificiales fue anoche inexistente y fueron los Mossos los que regularon el tránsito.

La ciudad de Tarragona vivió durante la tarde de ayer una situación irregular que podría mantenerse en las próximas horas. Ningún agente de la Guàrdia Urbana salió a patrullar y los delegados sindicales montaron varias tiendas de campaña en el cuartel, con la intención de pasar la noche en señal de protesta, después de que no se hubiera alcanzado un acuerdo en la negociación del convenio. Pocas eran las personas que estaban dispuestas a hablar sobre lo que estaba sucediendo. El delegado sindical de Asemit, Félix Soto, afirmó: «No haremos declaraciones hasta que no se pronuncie el alcalde».

Por su parte, Nadal, que tenía constancia del plante, se limitó a comentar: «No tengo nada que decir». «Lo único que espero -dijo con relación al concurso de fuegos artificiales- es que no llueva». Una fuente consultada por el Diari indicó que, al parecer, entre los puntos del convenio en los que el Gobierno municipal y los sindicatos divergen está la petición de una jornada semanal de 35 horas y el incremento de la plantilla.

'Una presión exagerada'

Carles Sala, concejal responsable del área de Personal y de la negociación del convenio con los sindicatos, subrayó que el Gobierno municipal «está abierto al diálogo y ellos lo saben; creo que han tomado unas medidas demasiado exageradas». Sala, que ayer sabía que ningún agente había salido a patrullar de las dos de la tarde a las diez de la noche, dijo con un evidente tono irónico que esperaba que los agentes que enfermaron repentinamente el mismo día en que sus compañeros hacían una asamblea general «se repongan lo antes posible y puedan presentar el correspondiente justificante médico». «No quiero presuponer nada y quiero pensar que es cierto que están enfermos», añadió. Más adelante, el edil expresó su confianza en que «los agentes que han de entrar en el turno de noche -se iniciaba a las 22 horas y cada turno tiene más de 20 agentes- no estén enfermos» y deseó un pronto restablecimiento «para que se reincorporen al trabajo una vez superada esta pasa». Sin embargo, esto

no sucedió. El tradicional dispositivo que organiza la Guàrdia Urbana para evitar que la ciudad se colapse con los fuegos artificiales no existió.

Piquetes

Ni un sólo agente reguló el tránsito y en su lugar lo hicieron los Mossos d'Esquadra, que se situaron en dos puntos: en el cruce del Hotel Astari y en del Hotel Imperial Tarraco. Voluntarios de Protección Civil intentaron suplir la ausencia de los agentes para evitar que los vehículos circularan a su libre albedrío y aparcaran, indebidamente, en lugares insólitos. Sin embargo, piquetes de la Guàrdia Urbana se lo impidieron. "
< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow Policías en huelga ¿Perversión de legalidad o derecho básico?
Go to top of page