Barcelona se suma al carro de los Agentes de Movilidad PDF  | Imprimir |  E-mail
dimecres, 30 juny de 2004
En una notícia aparecida hoy en La Vanguardia, se hace referencia a la voluntad de Clos de crear un cuerpo auxiliar de la Guàrdia Urbana de Barcelona, en definitiva de una reconvresión masiva de los vigilantes de la zona azul en agentes de movilidad, con la funciones previstas en la reciente  reforma de la LOFCSya anunciada anteriormente.

Sorprende sin embargo que la alcaldía se obstine en incluir dicho aspecto en la carta de Barcelona cuando ya existe -a nuestro pesar- la habilitación necesaria para la creación de dichos cuerpos. Un signo más del pesimo asesoramiento que recibe el Alcalde de Barcelona.
La Vanguardia, 30 de Junio de 2004

Barcelona reclama un cuerpo auxiliar de la Guardia Urbana

RAMON SUÑÉ - 30/06/2004
BARCELONA

El Ayuntamiento de Barcelona planteará al Gobierno español la posibilidad de crear un cuerpo auxiliar de la Guardia Urbana que se encargaría de “controlar la adecuada utilización de las paradas y estacionamientos de la vía pública y denunciar las conductas contrarias a las normas que regulen su utilización”. La propuesta abre la puerta, en definitiva, a que el personal que controla, por ejemplo, la zona azul tenga consideración de agente de la autoridad y pueda iniciar procesos sancionadoras contra los infractores de las normas que regulan el uso de la vía pública.

La constitución de un cuerpo específico de funcionarios con clara voluntad sancionadora y recaudadora es sólo uno de los aspectos del anteproyecto de carta municipal que los técnicos de la Casa Gran han elaborado –a partir de la actualización de viejas propuestas– para la negociación que el Ayuntamiento y la Generalitat reiniciarán en breve con el Gobierno. El documento, con más de 120 artículos y más de 50 folios, presenta una regulación muy exhaustiva del régimen especial que la ciudad de Barcelona ha reclamado históricamente, y de forma más intensa, desde que la carta fue aprobada por el pleno municipal y por el Parlament en 1997 y 1998, respectivamente.

Muchas de las propuestas contenidas en este borrador van en la línea de reforzar al máximo la autoridad municipal y la capacidad sancionadora del Ayuntamiento. Asimismo, se dibuja al detalle un sistema de justicia de proximidad con amplias competencias en los ámbitos civil, contencioso administrativo, laboral y penal. Dicho sistema contaría también con una fiscalía y un consejo de justicia de proximidad de Barcelona, copresidido por el presidente del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya y por el alcalde, y se adaptaría a la división de la ciudad en diez distritos. Los jueces de proximidad, que integrarían una escala única e independiente del cuerpo único de jueces y magistrados de la carrera judicial, serían nombrados a propuesta del pleno municipal por períodos de siete años.

El primer borrador de la ley que Barcelona quiere negociar en Madrid hace mención expresa a la participación del Ayuntamiento en la gestión del puerto –le correspondería nombrar el 20% de los vocales del consejo de administración–, del aeropuerto y de los servicios ferroviarios que afecten al término municipal de Barcelona, así como a la gestión y el control de las cuencas hidrográficas que suministran agua a la ciudad.

Otro aspecto destacado es el de la financiación. Además de reclamar una compensación por los costes de las funciones y servicios de capitalidad que presta Barcelona, el Ayuntamiento plantea una participación en los grandes impuestos –IRPF, IVA y especiales– y la posibilidad de establecer tributos vinculados a la ordenación y protección del medio ambiente.
< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici
Go to top of page