¿Rosa y Azul? Policías Homosexuales PDF  | Imprimir |  E-mail
dimarts, 20 abril de 2004
Redacción Web policial (Barcelona).- Un sábado por la noche, hace 33 años, la policía empezaba una redada en el bar Stonewall Inn en el barrio Greenwich Village de Nueva York. Salvando las distancias, su equivalente al gay-Eixample en Barcelona o Chueca en Madrid. La intervención policial desembocó en dos semanas de graves disturbios entre la comunidad gay y vecinos del barrio contra las fuerzas de seguridad. Mientras, en España como en otros tantos países, la homosexualidad continuaba constituyendo delito, y muchos de ellos eran perseguidos y reprimidos. Entonces pocos podían imaginar que la policía holandesa organizaría un encuentro de policías gays los proximos días 5 y 6 de agosto de 2004, con el apoyo del Gobierno Holandés y la Comisión Europea. El encuentro tiene como objetivo principal desarrollar medidas que faciliten la emancipación de los policías homosexuales en las comisarías -con otras palabras, salir del armario-, y neutralizar las actitudes homofobas de la institución policial y de algunos de sus agentes.

Programa e inscripciones pueden consultarse en el siguiente enlace: http://www.gaycops.nl

En general en el reconocimiento de los derechos a las minorías y a las mujeres se han constatado progresos significativos, pero por ahora no puede hablarse de normalidad, y mucho menos en las comisarías de policía en lo relacionado con la homosexualidad. Si bien existen integrantes de los servicios de seguridad que muestran abiertamente sus tendencias, la homosexualidad es un hecho invisible dentro de las organizaciones policiales. El Rosa en el azul, hoy por hoy, no encajan. En una encuesta reciente a policías europeos, reconocían el 40 por ciento que sus departamentos muestran aversión y actitud negativa hacia los gays, y más si pertenecen al servicio.

La cultura policial y su especial corporativismo hacen que para normalizar la situación de los agentes gays sea necesaria la implicación de todos, des de responsables políticos a oficiales. La situación actual es la llamada tolerancia distanciada, que no tolerancia a secas. La policía, como organización, tiende a ser conservadora considerando las responsabilidades que tiene atribuidas. De la misma forma, la unidad en la policía es básica, ya que en la calle, los compañeros dependen unos de otros, sin distinciones de con quien se acuesta cada uno al terminar el servicio. Los horarios, situaciones de peligro y el trato habitual con delincuentes, hacen fácil la perdida de contacto con el día a día. Y de ahí la dificultad de ser tolerantes, de algunos agentes. La discriminación hoy se centra en tres grandes áreas:

- Trato, actitud (ambiente de trabajo negativo, imposibilidad de compartir las experiencias de pareja, mentir por mantener la homosexualidad dentro del armario)

- Violencia, humillación.

- Influencias negativas para la carrera profesional ...

Pero no todo es negativo. Los policías gays, como funcionarios, han visto ganar derechos que hasta hace poco los homosexuales tenían vetados. Muchos convenios laborales incorporan ya cláusulas que extienden todos los beneficios sociales de los matrimonios a parejas de hecho, inclusive por ejemplo licencia de vacaciones por boda -posterior a inscripción registral de pareja de hecho- o ayudas sociales para la pareja, independientemente del sexo. Sin embargo la realidad es que muchos prefieren seguir en la taquilla y no dejar entrever la vida que hay una vez cuelga el uniforme. Parece pues, que todavía queda mucho trabajo que hacer.

Opiniones acerca de la homosexualidad en la policía

Hombres respecto hombres Mujeres respecto mujeres

Vergüenza ajena 36 % 20 %

Asqueroso 25 % 7 %

Teme atraer a gays 20 % 18 %

Teme contacto sexual 14 %

No compartiría ducha 54 % 22 % Habitación

No compartiría unidad 49 % 18 % Coche patrulla

En general la actitud hacia el colectivo gay es negativa en la policía. Sin embargo suelen surgir diferencias de índole sexual, en el sentido de que los hombres heterosexuales sienten cierta pasión por las lesbianas, y sus relaciones sexuales como fantasía sexual, según reconocen los mismos agentes.

< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow ¿Rosa y Azul? Policías Homosexuales
Go to top of page