Europa subestima la amenaza de ataques químicos PDF  | Imprimir |  E-mail
dilluns, 12 abril de 2004
Los 2600 policías que participaron en el rescate del 11-M no hubieran podido socorrer a las víctimas caso de un ataque químico: los agentes de patrulla no disponen mascara antigas, gafas protectoras ni guantes de protección así como nigún tipo de formación al respecto

Los servicios de seguridad europeos no se toman en serio la amenaza de ataques químicos, según ha asegurado a Financial Times un alto responsable de la lucha contraterrorista del Gobierno Francés. En una entrevista publicada ayer el citado responsable afirma que los países europeos subestiman la capacidad de organizaciones extremistas de crear armas químicas y no descarta que la fabricación de dichas armas estén ya en un grado de desarrollo muy avanzado o ya listas. El Financial Times cita entre los grupos que probablemente disponen de dichas armas a Islamistas Chechenos, cuyo enlace con Al Qaeda no se descarta.
La policía local de Nueva York en la prevención de ataques químicos

Actualmente la policía de Nueva York cuenta con programas y protocolos en marcha en prevención de ataques en que se usen armas Nucleares, Bacteriológicas o Químicas. Un ataque de estas características podrían tener alcances catastroficos en poblaciones urbanas

En lo que respecta a la formación, se ha centrado en normas básicas para la colocación de las mascaras antigas y material de protección, y un curso de dos días en un equivalente al túnel de fuego de los bomberos, pero en el que se usa gas lacrimogeno para comprobar si los agentes se colocan bién el equipo básico. Así mismo se han formado especialmente a los jefes de unidad destinados en la Sala 911 (más fácil, un único número de emergencias y sistema de comunicaciones) en como aplicar los protocolos ya aprobados.

Los 30.000 policías locales que patrullan Nueva York ya disponen de mascara. Todos los agentes estan obligados a llevarla colgado en el cinto junto con la funda proporcionada. El objetivo de dicho material es permitir al todos los integrantes del primer anillo de actuación -policía, servicios médicos y bomberos- intervenir en cualquier situación para asistir a la población. El plan ha sido posible gracias a un programa federal que ha finaniado el material y la formación en toda su totalidad.

En los atentados del 11-S el Ayuntamiento de Nueva York perdió a 23 agentes de policía y 343 bomberos, además de 37 policías portuarios.

La situación en España

En la actualidad el Cuerpo Nacional de Policía cuenta con la Sección de Subsuelo y NBQ (nuclear, bacteriológica y química), cuya operatividad esta pensada para neutralizar focos concretos o explosivos con dichos productos, localizados y de alcance limitado. En el año 2003 estas unidades neutralizaron 13 incidentes reales con dichas substancias. La gran laguna en el sistema de seguridad pública de España se encuentra en la inexistente formación y materiales para los agentes que intervendrían en primer lugar ante una catastrofe NBQ.
< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow Europa subestima la amenaza de ataques químicos
Go to top of page