Beso sin pasión PDF  | Imprimir |  E-mail
dimarts, 27 setembre de 2005
ImageLa Vanguardia | Albert Gimeno

Montserrat Tura y Joan Clos sellaron ayer el importante acuerdo policial para Barcelona con un beso, como puede observarse en la imagen superior. El gesto, educado pero poco apasionado, podría definir el estado real de las relaciones entre los mandos políticos y policiales de los Mossos d´Esquadra y la Guardia Urbana.


Hasta firmar los cuatro convenios definitivos, los responsables de la policía autonómica -que debe tomar las riendas de Barcelona a partir del 1 de noviembre- y los de la policía local han pasado semanas bajo el signo de la tensión. Después de un buen número de sesiones en las que encajar las funciones de uno u otro cuerpo parecía mucho más difícil que mantener el orden en la ciudad, el acuerdo tardío permite respirar a los ciudadanos, al menos de momento. Lo más importante está por llegar. Si ambos cuerpos olvidan sus roces y cumplen con todo lo que dicen los papeles que presentaron ayer a la ciudadanía, si se centran en hacer bien el cometido principal designado en lugar de usurpar funciones de otros, entonces todo marchará sobre ruedas. De lo contrario, la seguridad de los ciudadanos pasará de la esperanza a la pesadilla.
< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici
Go to top of page