Interior quiere cobrar al Barça y al Espanyol por vigilar los partidos PDF  | Imprimir |  E-mail
diumenge, 11 desembre de 2005
El País │ Pere Ríos

La consejera de Interior, Montserrat Tura, quiere que el Barça y el Espanyol paguen por los servicios que los Mossos d'Esquadra prestan por velar por la seguridad de los partidos de fútbol en el Camp Nou y en Montjuïc. Tura desea que los dos clubes compensen económicamente el servicio que presta la policía o bien que suscriban convenios para, por ejemplo, intercambiar material de seguridad. La junta del Barça guardó ayer silencio y se limitó a decir que está estudiando la propuesta. No dirá nada hasta que tenga una respuesta formal, que debatirá en la próxima junta, el lunes. La consejera ya le planteó la cuestión al presidente Joan Laporta hace mes y medio, en la primera reunión entre ambos, según Ràdio Barcelona. Pese a que los Mossos se estrenaron en el Camp Nou el pasado 2 de noviembre, en el plácido partido contra el Panathinaikos (5-0), fuentes de la directiva del Barça sostienen que habían oído rumores sobre los planes de Interior, ahora confirmados. La medida no ha dejado de sorprender a directivos del Barça y el Espanyol, que coincidieron en recordar que los clubes ya pagan impuestos. "Es un servicio público, ¿no?", dijo un directivo azulgrana. Daniel Sánchez Llibre, presidente blanquiazul, aseguró no haber recibido la propuesta, pero avisó: "Quizá lo entendería en un partido extraordinario, pero cuando esa función la asumía el Cuerpo Nacional de Policía no cobraba nada". Las fuerzas del orden están obligadas, por ley, a vigilar, como en cualquier otro lugar, el exterior de los recintos deportivos, aunque refuerzan su interior para evitar desórdenes públicos. "Hay que ver si estamos dentro de los campos trabajando para que no ocurra nada fuera", declaró ayer Tura a EL PAÍS. En su opinión, la ley permite cobrar a los clubes por esos servicios de vigilancia interna, como sucede en la Liga inglesa. Con todo, la consejera se mostró abierta a otras fórmulas, como los convenios de colaboración con clubes para compensar el servicio. Un estudio elaborado por los Mossos ha calculado en 400.000 euros el coste de las horas extras que cobran los agentes por su labor en los partidos. No es fácil tasar el precio de la vigilancia interior de un estadio y una de las fórmulas que se barajan consiste en cobrar, por ejemplo, en material seguridad, que el Barça cedería a los Mossos cuando lo necesitaran. Sea como sea, Interior quiere cobrar, sea en metálico, sea en especie. En su argumentación, Tura recuerda que los clubes se lucran con esos partidos y que parece lógico que, a cambio, ofrezcan alguna prestación. Por ejemplo, el circuito de Montmeló tiene vigilancia privada en el interior, pero ya paga una cantidad simbólica a los Mossos por dirigir el tráfico los días de las carreras. "La policía no cobra dinero a los manifestantes, ¿no?", dijo Aman Barfull, director del circuito, al analizar la medida. La consejera matizó que el asunto no es una prioridad de su departamento, porque los Mossos hace apenas 40 días que se han desplegado en Barcelona y aún están definiendo los dispositivos exactos para partidos de alto, medio y bajo riesgo.
< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow Interior quiere cobrar al Barça y al Espanyol por vigilar los partidos
Go to top of page