Seguridad Ciudadana PDF  | Imprimir |  E-mail
divendres, 04 novembre de 2005
Índex
Inicio
La ley a grandes rasgos
Arts. 14, 15 y 16
Arts. 17, 18 y 19
Art. 20
Arts. 21 y 22
Comentarios

La ley a grandes rasgos

    La exposición de motivos de la ley que nos ocupa nos dice que la misma ha nacido, entre otras cosas, "con la finalidad de proteger la seguridad ciudadana" y para ello se procede a la regulación de aquellas materias que se consideran relacionadas con el fin que le ocupa y se regulan también "ciertas actividades de especial interés y responsabilidad para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".

    Es ésta, una norma que consta de 39 artículos, (distribuidos en cuatro capítulos, algunos de los cuales se dividen en secciones), una disposición adicional, una derogatoria y cinco finales.

    Los capítulos por su parte se dividen de la manera siguiente:

        Capítulo I. Disposiciones generales.

        Capítulo II. Medidas de acción preventiva y vigilancia.

                * Sección 1ª.- Armas y explosivos.
                * Sección 2ª.- Espectáculos públicos y actividades recreativas.
                * Sección 3ª.- Documentación e identificación personal.
                * Sección 4ª.- Actividades relevantes para la seguridad ciudadana.
                * Sección 5ª.- Medidas de seguridad en establecimientos e instalaciones.

        Capítulo III. Actuaciones para el mantenimiento y restablecimiento de la seguridad ciudadana.

        Capítulo IV. Régimen sancionador.

                * Sección 1ª.- Infracciones.
                * Sección 2ª.- Sanciones.
                * Sección 3ª.- Procedimiento.

    CAPÍTULO I

    El Capítulo I (Disposiciones Generales) comprende los artículos 1 a 5 y en ellos se nos hace referencia a las competencias que otorga la Constitución al Gobierno en relación a la protección de los derechos y libertades. De la obligación de éste de asegurar valores como la convivencia ciudadana, la erradicación de la violencia y la utilización pacífica de las vías y espacios públicos así como la obligación de prevenir la comisión de infracciones penales.(artículo 1)

    Se definen las autoridades competentes en materia de seguridad (artículo 2) y a este respecto hay que tener presente que las figuras del Gobernador Civil y la de los Delegados del Gobierno son equivalentes en la actualidad a las de los Delegados del Gobierno en las Comunidades Autónomas y las de los Subdelegados del Gobierno en las Provincias tal y como establece la Ley 6/1997 de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado LOFAGE. Así mismo con respecto a las autoridades que se mencionan de forma genérica en el apartado b de este artículo es necesario tener presente que la LOFAGE establece en su artículo 6.2 lo siguiente:

            * "En la organización central son órganos superiores y órganos directivos: A) Órganos superiores: a) Los Ministros b) Los Secretarios de Estado
            * B) Órganos directivos: a) Los Subsecretarios y Secretarios generales b) Los secretarios generales técnicos y Directores generales c) Los subdirectores generales.

    También se hace mención a algunas competencias que se atribuyen al Ministerio del Interior (artículo 3), de los supuestos en que deben intervenir los órganos dependientes del Ministerio del Interior (artículo 4) y de las obligaciones de las autoridades, los funcionarios y los particulares y de las condiciones en que se deben desarrollar estas obligaciones

    CAPÍTULO II

    El Capítulo II (Medidas de Acción Preventiva y Vigilancia) se divide en diferentes secciones, cada una de las cuales hace referencia a una actividad relacionada con la seguridad ciudadana.

    En la primera de las secciones ARMAS Y EXPLOSIVOS (artículos 6 y 7) lo que se hace, es reconocer la competencia de la Administración del Estado para regular todos aquellos aspectos básicos relacionados con las armas y los explosivos. Se le faculta para adoptar medidas de control que permitan controlar que se cumple lo regulado y se faculta también a los responsables de la intervención para que puedan efectuar las inspecciones y comprobaciones necesarias.

    La segunda sección de los ESPECTÁCULOS PÚBLICOS Y ACTIVIDADES RECREATIVAS (artículo 8) establece que quedarán sujetos a las medidas de policía administrativa todos los espectáculos y actividades recreativas de carácter público en atención a los fines que en este artículo se recogen.

    En un segundo punto y en las cuestiones de prevención de la violencia en espectáculos recreativos nos remite a la Ley del Deporte 10/1990.

    DOCUMENTACIÓN E IDENTIFICACIÓN PERSONAL es el nombre de la tercera sección ( artículos 9 a 11). Aquí se establecen las condiciones necesarias para acceder al DNI, sus características, las obligaciones que transfiere (artículo 10)

    También se establecen las condiciones de entrada y salida del país, los documentos necesarios para ello, las condiciones de su retirada, algunos supuestos excepcionales (menores, condenados, inculpados) Artículo 11.

    Por último el artículo 11 nos menciona la obligación de los extranjeros de disponer de documentación que acredite su identidad y de los derechos de éstos con relación a esta documentación.

    La sección cuarta ACTIVIDADES RELEVANTES PARA LA SEGURIDAD CIUDADANA, consta de un solo artículo y en él se hace mención a las obligaciones que supone la realización de determinadas actividades como el hospedaje, alquiler o desguace de vehículos a motor, compraventa de joyas...

    También se establece la posibilidad de someter a restricciones a las embarcaciones de alta velocidad así como la obligación de registrarlas.

    El registro documental también se prevé como posibilidad para determinadas sustancias.

    La sección que cierra este capítulo es la que se refiere a MEDIDAS DE SEGURIDAD EN ESTABLECIMIENTOS E INSTALACIONES (artículo 13). Se posibilita al Ministerio del Interior para ordenar de acuerdo con la normativa, la adopción de medidas de seguridad a determinadas instalaciones y establecimientos para prevenir la comisión de delitos, cuando se den ciertos requisitos. Se habla también de excepciones a esta norma, del control de estas medidas antes de su apertura y de la responsabilidad en que pueden incurrir los propietarios de estos lugares por no adoptar las medidas obligadas, o no controlar su buen funcionamiento y eficacia.

    CAPÍTULO III

    Los artículos de este capítulo se desarrollan a continuación en Actuaciones para el mantenimiento y restablecimiento de la Seguridad Ciudadana.

    CAPÍTULO IV

    Este capítulo al igual que el segundo se divide en secciones y su título genérico es RÉGIMEN SANCIONADOR.

    La primera sección recoge todas las INFRACCIONES a la ley que pueden denunciarse. En primer lugar hace una descripción de todas las infracciones graves que se recogen en esta ley; luego establece que algunas de las anteriores se podrán considerar como muy graves si concurren ciertos requisitos; el artículo 25 se dedica en exclusiva a regular como graves determinadas conductas relacionadas con el consumo y la tenencia de determinadas sustancias; se cierra esta sección con la relación de las infracciones de carácter leve, y con el artículo 27 que establece los plazos de prescripción de todas las infracciones a esta ley.

    La segunda recoge las SANCIONES que se pueden interponer a las infracciones que se produzcan. No se establecen únicamente sanciones económicas, sino que se pueden imponer otras medidas como retiradas de licencias, clausura de establecimientos, incautación de armas, drogas, etc.

    Se mencionan también los plazos de prescripción para estas sanciones, y asimismo se dice qué personas son competentes para imponer las sanciones.

    Una tercera sección dedicada al PROCEDIMIENTO, cierra este Capítulo IV; y una DISPOSICIÓN ADICIONAL, una DISPOSICIÓN DEROGATORIA y cinco DISPOSICIONES FINALES ponen fin a esta ley.



webpolicial » Inici arrow Seguretat Ciutadana
Go to top of page