Juzgan a 14 mossos d'Esquadra acusados de torturar a un detenido magrebí PDF  | Imprimir |  E-mail
dilluns, 03 maig de 2004
AGENCIAS

GIRONA.- El fiscal solicita penas de entre seis meses y 12 años de cárcel y hasta 24 años de inhabilitación para 14 agentes de los Mossos d'Esquadra acusados de apalear y torturar a un ciudadano magrebí en los calabozos de la comisaría de Roses en 1998, unos hechos cuyo juicio ha comenzado en la Audiencia de Girona.

La mayoría de los 'mossos' implicados están acusados de los delitos de torturas y lesiones y el resto de no haber hecho nada para auxiliar al ciudadano magrebí, es decir de omisión del derecho de perseguir delitos y falsificación de documentos, entre otros.

Antes de empezar la vista oral, la presidenta del tribunal, a petición de las defensas, ha retirado la acusación contra dos agentes de los Mossos porque no constaban como imputados en la causa.

Los hechos ocurrieron el 4 de agosto de 1998 cuando los Mossos detuvieron en Sant Pere Pescador (Girona) a Driss Z., de origen magrebí, a raíz de un accidente de tráfico.

El detenido, que tenía antecedentes penales, después de resistirse a la detención fue llevado a las celdas de la comisaría de Roses y cuando salió denunció que había sido apaleado y torturado. En el Hospital de Figueres donde le atendieron le diagnosticaron que tenía dos costillas rotas.

Según los Mossos, las heridas se las hizo al caer en el momento de la detención, mientras que la víctima dice que fueron por los golpes que recibió de los agentes de la policía autonómica.

No estaban en la comisaría

Los 'mossos' procesados que han declarado han negado haber maltratado o torturado al denunciante y muchos de ellos han mantenido que ni siquiera estaban en la comisaría cuando ocurrieron los hechos.

Tanto Francesc F. como David M., dos de los cuatro agentes que presuntamente apalearon a Driss Z., han negado los cargos y han mantenido que ni tan siquiera le llegaron a ver.

< Ante la pregunta de la fiscal de si recordaba haber visto físicamente a la presunta víctima, el agente David M, ha contestado que no tuvo "contacto físico con él ni el día 3, ni el día 4". Además, ha negado que pasara a las celdas a golpear al detenido y ha afirmado que no vio que ningún compañero suyo lo hiciera.

La principal prueba con la que cuenta el ministerio fiscal es la grabación de las conversaciones que el día de los hechos mantuvieron los 'mossos' implicados y que se podrán escuchar durante el juicio.

La Generalitat es, en este caso, responsable subsidiaria de las posibles indemnizaciones que se fijen para la víctima, en caso de condena.

Cinco de los 14 imputados han prestado declaración por la mañana y por la tarde está previsto que lo hagan el resto de agentes procesados.
< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici
Go to top of page