Absueltos los 12 mossos de Roses acusados de torturar a un detenido PDF  | Imprimir |  E-mail
divendres, 21 maig de 2004
La Audiencia de Girona considera probado que Driss Zraidi fue agredido en comisaría, pero no que los acusados sean los responsables.

La sentencia carga contra asuntos internos de los Mossos por buscar confesiones bajo presión y sin respeto a los derechos fundamentales.


ANTONI F. SANDOVAL - 21/05/2004 - La Vanguardia
Girona

La Audiencia Provincial de Girona ha absuelto a los 12 agentes de los Mossos d'Esquadra de la comisaría de Roses que fueron acusados de torturar y provocar lesiones a una persona que se encontraba detenida en los calabozos, a pesar de reconocer en la sentencia dada a conocer ayer que tales torturas existieron. Los hechos juzgados se remontan al mes de agosto de 1998 cuando, según la acusación presentada por el ministerio fiscal, varios agentes de los Mossos d'Esquadra habrían propinado una paliza al ciudadano de origen magrebí Driss Zraidi, lo que le provocó la rotura de dos costillas, cuando éste se encontraba ingresado en las dependencias policiales después de haber sido detenido por una patrulla de la policía autonómica por conducir en dirección contraria.

La sentencia reconoce como hechos probados que en un momento de la mañana del día 4 de agosto de 1998, entre las 6.00 y las 6.30 horas, un grupo indeterminado de agentes entraron en la celda de Driss Zraidi “y le profirieron insultos tales como ‘hijo de puta’ y ‘moro de mierda’, y le dirigieron expresiones intimidatorias como ‘te vamos a matar’”. También señala el fallo del tribunal que “ejercieron contra el mismo actos de violencia física”, aunque considera que “no ha quedado probado que excedieran de meros zarandeos o empujones”.

Sin embargo, la sentencia sí que da por probado que los mossos llevaron a cabo esas actuaciones “en represalia” por el comportamiento agresivo que Zraidi habría tenido contra el agente que le había detenido el día anterior. No ha podido quedar probado sin embargo, según el dictamen del tribunal, que los agentes acusados de tales hechos por el fiscal “formaran parte del grupo de mossos que entraron en la celda de Driss Zraidi y llevaran a cabo la actuación”. Durante el juicio, que comenzó con 16 agentes de la policía autonómica sentados en el banquillo y concluyó con 12 acusados de torturas y lesiones, todos negaron haber tenido nada que ver en tales hechos.

El tribunal arremete en la sentencia contra los métodos utilizados por los responsables del departamento de asuntos internos de los Mossos d'Esquadra que investigaron el caso. Señala el fallo que el agente instructor del caso “no acordó interrumpir” la declaración del agente encargado de la custodia de los calabozos –un mosso en período de prácticas– en el momento en que sucedieron los hechos cuando éste implicó en ellos a varios de sus compañeros y a sí mismo, para “informarle de sus derechos como inculpado”.

La sentencia del tribunal señala también que las confesiones, que posteriormente fueron rectificadas en el acto del juicio oral por este mismo agente, fueron conseguidas por los mossos del departamento de asuntos internos sometiéndole a un “estado de presión psicológica” y a través de interrogatorios de carácter “inquisitivo”.


< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici
Go to top of page