Cuatro comisarías de los Mossos en BCN abrirán un año tarde PDF  | Imprimir |  E-mail
dijous, 20 gener de 2005





• Tura llama a policías y guardias civiles a ingresar en el cuerpo autonómico



Jordi Corachán, Barcelona

Los Mossos d'Esquadra se desplegarán en Barcelona en la fecha esperada, el 1 de noviembre próximo, pero sólo dispondrán de seis de las diez comisarías previstas en la ciudad. La consellera de Interior, Montserrat Tura, que ayer presentó a la cúpula policial de la ciudad, dijo que todas las dependencias estarán acabadas a finales del 2006 y atribuyó la demora a problemas burocráticos de las distintas administraciones.

Pese a todo, Tura aseguró no tener ninguna preocupación por el retraso. Y, tratando de hacer de la necesidad virtud, subrayó que eso permitirá tener unas instalaciones "definitivas y de gran calidad".

La consellera anunció la creación de un nuevo centro, que denominó "comodín", en el barrio de Porta, en Nou Barris. Esa instalación, junto a la sede de los servicios centrales de Sabadell y las seis primeras comisarías, serán suficientes para albergar a los 2.600 agentes que se desplegarán en la capital catalana.
Las nuevas dependencias tendrán en su conjunto más de 135.000 metros cuadrados y supondrán una inversión de 80 millones de euros. A esos centros habrá que sumar los tres edificios de Aguas de Barcelona en la confluencia del paseo de Sant Joan con Diputació. Interior está negociando la compra de esas fincas por 42 millones de euros con la compañía, que se trasladará en breve a la torre de la plaza de las Glòries diseñada por el arquitecto francés Jean Nouvel. Tura aseguró que esta operación no supondrá ningún desembolso para el ciudadano, ya que su departamento prevé vender dos inmuebles de la Via Laietana --la sede de la Conselleria y la de Trànsit-- y la actual comisaría de Glòries.

La proximidad de la culminación del despliegue de los Mossos en la ciudad se reflejó ayer en el nombramiento de los mandos policiales. El máximo responsable será el intendente Joan Miquel Capell, de la primera promoción de Mossos, y su hombre de confianza, Antonio Blanco, exinspector del Cuerpo Nacional de Policía. Josep Saumell será el jefe de la unidad de seguridad ciudadana; José Luis Trapero, de la de Investigación, y Sergi Pla, de Tráfico.

LLAMAMIENTO A POLICÍAS

Tura se refirió a la "brillante trayectoria" de Blanco para animar a los miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil a incorporarse a los Mossos. "Los necesitamos para el despliegue", afirmó. En la última convocatoria de plazas de los Mossos, no se cubrió el cupo ofertado.

La consellera criticó sutilmente a CiU, cuyo Gobierno no facilitó esas incorporaciones, y dijo que la normativa que las regula llegó "tarde y mal". La consellera confía que 1.600 de los 18.000 mossos que habrá en Catalunya en el 2008 procedan de otros cuerpos.


Noticia publicada en la página 37 de la edición de 1/20/2005 de El Periódico
< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici
Go to top of page