Tráfico perseguirá a las minimotos en la vía pública PDF  | Imprimir |  E-mail
diumenge, 15 maig de 2005
• La Administración anuncia que se incautará de los vehículos, que ahora aprovechan el vacío legal
• Los técnicos de la DGT pedirán al Ministerio de Industria y Comercio que prohíba la venta


MAYKA NAVARRO
BARCELONA

No son un juguete. Pueden alcanzar los 70 kilómetros por hora, tienen una cilindrada de 47cc y se han convertido en una verdadera pesadilla para la Dirección General de Tráfico, los Mossos d'Esquadra, y las policías locales. Las pocket bike, o minimotos, se venden como churros por menos de 200 euros, mientras su legión de usuarios organiza carreras en foros de Internet. Ante tal situación, Tráfico ha decidido prohibirlas en la vía pública.

Los responsables de la DGT están ultimando una nueva ordenanza que la semana que viene se enviará a todas las jefaturas provinciales de Tráfico, en la que dan instrucciones sobre qué hacer con las minimotos, porque, en estos momentos, existe un gran vacío legal sobre cómo actuar contra estas miniaturas.

"Están fuera de la ley. No se puede actuar con ellas como con un vehículo, porque ni tienen seguro, ni están matriculadas. Por tanto, hemos decidido incautarnos de todas las minimotos que encontremos en la vía pública y sancionar a sus usuarios. Los propietarios deben saber que sólo pueden utilizarlas en circuitos cerrados", anunció el director de la DGT, Pere Navarro.

Aunque, de momento, se cuentan con los dedos de una mano los accidentes en los que se han visto involucradas las minimotos, lo cierto es que proliferan a alto ritmo. Se compran en las tiendas y hay centenares de ofertas en internet. El verano pasado, las pocket bike fueron uno de los regalos estrella de las tómbolas y sorteos de las ferias.

Navarro aseguró que la nueva ordenanza servirá de base jurídica para la actuación de las policías locales y de los Mossos d'Esquadra, que reconocen estar "preocupados" por el incremento del uso de este vehículo y por la impunidad legal de la que se aprovechan sus usuarios.

La Guardia Urbana de Barcelona, de momento, ha optado por la multa. El pasado febrero, por poner un ejemplo, sancionó a dos jóvenes por darse a la fuga en minimotos después de ser sorprendidos por una patrulla mientras circulaban por las aceras en Horta-Guinardó.

No contento con prohibirlas, el director de Tráfico adelantó que sus técnicos están elaborando un detallado informe que entregarán al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y que propone la prohibición de la venta de las minimotos.
"Estas máquinas son una burla a la seguridad vial", insistió Pere Navarro. Las minimotos son muy fáciles de distinguir. Son miniaturas de motocicletas, pero con motores reales. No tienen más de un metro de largo y 60 centímetros de alto, aunque sus dimensiones pueden variar, en función del modelo.


Noticia publicada en la página 38 de la edición de 5/15/2005 de El Periódico - edición impresa.


< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici
Go to top of page