Las policías locales de Madrid asumen competencias en policía judicial PDF  | Imprimir |  E-mail
diumenge, 22 agost de 2010
ABC.es

Las policías locales de Madrid asumen las faltas penales, reyertas, la violencia doméstica y familiar, hurtos, amenazas, coacciones. La asunción incluye la detención, reseña del delincuente, investigación y puestas a disposición judicial.

ImageLa ciudad de Madrid cuenta ya con 591 agentes municipales que trabajarán en tareas de policía judicial. Serán los nuevos «superpolicías municipales» y van a luchar contra aquellos delitos diarios relacionados con la seguridad ciudadana que tanto preocupan, por su asiduidad, a los ciudadanos. Será, siempre, en estrecha colaboración con la Policía Nacional.

Con motivo del convenio firmado entre Ministerio del Interior y Ayuntamiento de Madrid, la Policía Municipal de Madrid organiza la Conferencia Nacional de Policías Locales sobre Policía Judicial. Inscripciones e información a .

Hasta ahora, un agente municipal intervenía en infracciones como falta o delito menos grave. También detenían. Pero no podrían instruir diligencias. Ahora sí. Ellos, llegado el caso, realizarán las diligencias, tomarán los datos al delincuente, les harán la foto, tomarán sus huellas e, incluso, podrán poner el detenido a disposición judicial. Es más, según fuentes municipales, el juez podría determinar que los policías municipales sigan llevando un determinado caso. Todo esto será posible gracias al acuerdo firmado ayer entre el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. «Es —como dijo este último— el “certificado de madurez” de nuestra policía municipal» porque, en realidad, existe un convenio anterior por el que los agentes municipales pueden actuar y colaborar en la persecución de diversos delitos menos graves, aunque nunca han tenido, como a partir de ahora, facultades de policía judicial.

«Núcleo duro»

El titular de Interior, Pérez Rubalcaba, insistió también ayer en que «este es un buen acuerdo» porque los delitos y faltas en los que podrá intervenir judicialmente la Policía Municipal madrileña «son el núcleo duro de la seguridad diaria que el ciudadano nos demanda».

En total, son 14 las faltas o delitos menos graves en los que podrán actuar como policía judicial los agentes municipales. Se trata de las siguientes: faltas penales; lesiones que requieran hospitalización (reyertas, peleas); violencia doméstica y de género; delitos relacionados con la familia (violencia a menores o mayores, abusos a menores, entre otros); quebrantamientos de condena (privación del derecho a conducir, órdenes de alejamiento); hurtos; denuncias por robo de vehículos; delitos contra el patrimonio histórico y artístico municipal; delitos contra la propiedad intelectual e industrial (por ejemplo, los «manteros»); defraudaciones de fluido eléctrico y análogos (enganches ilegales al tendido eléctrico y robos de cobre de cableados); delitos contra a seguridad en el tráfico; amenazas y coacciones; delitos por denegación de auxilio; y, por último, delitos en general por daños contra el mobiliario urbano, apartado en el que se incluyen, por ejemplo, rotura de bancos, quema de papeleras y grafitis. Primera instancia policial Rubalcaba y Ruiz-Gallardón lo tenían claro ayer: con este convenio se dará mejor respuesta policial en la investigación de las infracciones penales. La participación del Cuerpo de Policía Local en funciones de Policía Judicial se extenderá tanto a la recepción de denuncias como a la investigación de los hechos que constituyan una o varias infracciones penales. En concreto, actuará en aquellas infracciones que, en primera instancia policial, puedan ser calificadas como falta o delito menos grave. Hasta el momento, el agente municipal detenía a un presunto delincuente y lo trasladaba a la comisaría de Policía Nacional. Allí, los agentes nacionales se hacían cargo de las diligencias y de los datos aportados por los agentes municipales en su actuación. Ahí quedaba todo. Oficinas polivalentes En adelante, esos mismos agentes municipales, además de detener al malechor, le trasladarán a su propia «comisaría», que será una Oficina de Policía Municipal. Ya cuentan con dos que tienen calabozo una en la calle del Plomo y otra en el paseo de La Chopera. En estas oficina-comisaría, se tomarán los datos al detenido, su foto, su huella dactilar y su declaración. Después, se procederá a su traslado a las dependencias judiciales correspondientes. Ruiz Gallardón anunció que estudia crear nuevas «oficinas polivalentes» de denuncia y atención al ciudadano. El Ayuntamiento de Madrid tiene una plantilla de 6.800 policías municipales, de los que esos 591 ya mencionados trabajarán en labores de policía judicial. Según Pérez Rubalcaba, en Madrid hay 8.800 policías nacionales. De ellos, 1.125 son judiciales. El total de agentes judiciales que actuarán en Madrid es de 1.716: 1.125 del Cuerpo de Policía Nacional y 591 del Cuerpo de Policía Municipal.

Ocho ayuntamientos

El convenio firmado ayer —y este es otro de sus grandes pilares—, prevé la incorporación plena de los agentes municipales con labores de policía judicial al Sistema Estatal de Bases de Datos Policiales, que se ha potenciado y ampliado en los últimos años.

Los nuevos «superpolicías» municipales tendrán acceso, entre otros, a los datos de antecedentes policiales, señalamientos nacionales, registros de vehículos y seguimiento integral de los casos de violencia de género. Con el de Madrid ya son ocho los ayuntamientos que se han sumado al acuerdo marco para labores de policía judicial de febrero de 2007. Lo rubricaron el Ministerio del Interior y la Federación Estatal de Municipios y Provincias (FEMP), siempre en coordinación con Policía Nacional.

< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow Las policías locales de Madrid asumen competencias en policía judicial
Go to top of page