Reus: Una comisaría cinco estrellas PDF  | Imprimir |  E-mail
dissabte, 22 octubre de 2005
La Guàrdia Urbana estrena hoy su nuevo edificio de la avenida Marià Fortuny, una instalación funcional y moderna donde destaca la Oficina d'Atenció a la Víctima

Joan Morales |

Galería de tiro, Oficina d'Atenció a la Víctima, calabozos con aire acondicionado, despachos, salas de reuniones, etc. La Guàrdia Urbana de Reus está de enhorabuena ya que desde hoy dispone de unas instalaciones en condiciones en las que poder desarrollar su trabajo de la manera más digna posible. El nuevo edificio, que ha costado 3,5 millones de euros, será inaugurado esta tarde por la consellera d'Interior, Montserrat Tura, y sustituye la vetusta comisaría de la calle del Roser.

Una de las novedades más destacables que ofrece la nueva comisaría de la Guàrdia Urbana de Reus en el ámbito de la atención ciudadana es la puesta en marcha de la Oficina d'Atenció a la Víctima, pensada especialmente para los casos de malos tratos y violencia familiar. Este espacio se ha equipado con un despacho y una sala de espera, preparada para atender a una familia si se da el caso, sin que la víctima tenga que coincidir con su agresor.

Ésta es una de las principales novedades del edificio que se ha levantado en la avinguda Marià Fortuny –junto al Club Natació Reus Ploms–, aunque también presenta una serie de servicios que la convierten en una instalación funcional y moderna. En este sentido, el teniente de alcalde responsable de la Guàrdia Urbana, Eduard Ortiz, destacaba ayer que «a partir de ahora podremos trabajar en mejores condiciones, porque el edificio que teníamos no estaba preparado. Esto significará que podremos ofrecer mejor atención al ciudadano».

Aunque el elemento arquitectónico que más destaca de la nueva comisaría es la fachada principal, que combina la piedra que una estructura de vidrio, es dentro donde las instalaciones disponen de una serie de comodidades y servicios hasta ahora inexistentes en las antiguas instalaciones de la calle del Roser.

Por poner un ejemplo, hasta ahora, los agentes de la policía local reusense tenían que desplazarse hasta el campo de tiro de Cambrils para poder realizar sus prácticas. Pues bien, la nueva comisaría dispone de una galería de tiro –todavía inacabada–. Este equipamiento está ubicado en el subterráneo del edificio, junto a un aparcamiento con capacidad para 20 coches y 15 motocicletas. Allí también se encuentra los calabozos, con cuatro celdas, aire acondicionado y una sala de vigilancia con vidrios oscuros donde, si es necesario, se podrán hacer ruedas de reconocimiento.
150 agentes

Actualmente, la plantilla de la Guàrdia Urbana de Reus es de 142 efectivos, aunque en las próximas semanas podrían darse algunas bajas y jubilaciones. La previsión, según explicó ayer Eduard Ortiz, es llegar a los 150. Para ello, el próximo año se otorgarán seis nuevas plazas: tres de movilidad horizontal y otras tres de agentes que se formarán en la Acadèmia de Policia de Mollet del Vallès.

Las nuevas instalaciones de la Guàrdia Urbana de Reus serán inauguradas oficialmente esta tarde por la consellera d'Interior de la Generalitat de Catalunya, Montserrat Tura. Previamente, a las cinco de la tarde, la consellera y el alcalde de Reus, Lluís Miquel Pérez, pasarán revista a la formación de la Guàrdia Urbana en la plaza del Mercadal y presidirán la entrega de diplomas y medallas, coincidiendo con la celebración de la fiesta patronal del cuerpo. La inauguración de la nueva comisaría es el acontecimiento más destacado de la conmemoración este año de los 150 años de la Guàrdia Urbana.


< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow Reus: Una comisaría cinco estrellas
Go to top of page