Miles de policías y guardias civiles se manifiestan en Madrid PDF  | Imprimir |  E-mail
dissabte, 18 octubre de 2008
Agències

Image

Los sindicatos policiales han cifrado en 25.000 el número de asistentes a la manifestación que durante este mediodía ha transcurrido por las calles de Madrid, en demanda de "dignidad económica y profesional" para los miembros del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Fuentes del Ministerio del Interior, sin embargo, han indicado que su primera estimación está en torno a los 7.000 manifestantes. Además, desde Interior aseguran que la tercera parte de estos asistentes no son miembros de ninguno de los dos cuerpos en un intento de minimizar la protesta.

Los manifestantes, que se han dirigido a la plaza de Colón, quieren que se equiparen sus condiciones a los policías municipales y autonómicos. El sueldo medio de los miembros de la Policía es inferior en 16.167,12 euros al de los mossos de Esquadra. Una tabla elaborada por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil compara las diferencias retributivas entre los agentes de uno y otro Cuerpo. Sin embargo, la postura de Rubalcaba es que la Administración central no puede someter las subidas salariales de sus funcionarios a las que realicen otras administraciones. A la marcha han asistido los principales dirigentes de los sindicatos del Cuerpo Nacional de Policía y de algunas asociaciones de guardias civiles, a pesar de las amenazas de expedientes proferidas desde el Ministerio del Interior.

"Coacciones" y "amenazas"

A la cabeza de la manifestación han colocado cuatro maniquíes, tres vestidos con los tres uniformes que ha tenido la Policía Nacional (gris, marrón y el actual azul) y un cuarto con el de la Guardia Civil al que se había puesto esparadrapo en la boca y un cartel que decía Yo no hablo ya que no me dejan. La marcha estaba inicialmente convocada por los sindicatos policiales SUP, CEP, SPP y UFP. Dos de las asociaciones de la Guardia Civil, AUGC, la mayoritaria, y UGC, figuraban también como convocantes, pero ante las advertencias del Ministerio del Interior decidieron retirarse, aunque animaron a los guardias a participar en la concentración.

La Junta Directiva de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, asociación que reúne a mandos de este colectivo, ha decidido no asistir a la concentración para evitar ser "rehenes" del Ministerio del Interior, que ha amenazado con expedientes y sanciones. En un comunicado, la Unión de Oficiales ha anunciado que esta misma tarde denunciará ante los tribunales las "coacciones" y "amenazas" lanzadas desde la cúpula de Interior. La Unión de Oficiales ha denunciado también que los Servicios de Información de la Guardia Civil han recibido órdenes terminantes de tomar imágenes de los mandos que asistan a la protesta con el objeto de abrir expedientes que pueden acabar, incluso, con la expulsión del Cuerpo.

"No han hecho mella las presiones", ha subrayado en declaraciones a los periodistas el secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Alberto Moya, minutos antes del comienzo de la manifestación. Moya ha dejado claro que los agentes de la Guardia Civil tienen pleno derecho a manifestarse, en contra de la interpretación que ha hecho el Gobierno de las Leyes de Derechos y Deberes y de Régimen Disciplinario que se aprobaron al término de la pasada legislatura, tras la primera manifestación de uniforme en la Guardia Civil. Según Interior, los guardias civiles pueden manifestarse exigiendo mejoras laborales siempre que convoquen las asociaciones profesionales y no los sindicatos porque es éste y no el motivo de la convocatoria la que hace que el acto tenga naturaleza sindical.

En los últimos días, tanto el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, como el director general de la Policía y de la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, han advertido a los agentes de la Guardia Civil de que se arriesgan a ser expedientados e incluso expulsados del Cuerpo si asisten a esta protesta. Desde la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, en cambio, han asegurado que si los agentes no llevan el uniforme ni su arma reglamentaria no vulnerarían la ley. La última vez que los sindicatos policiales organizaron una manifestación en Madrid, el acto acabó con incidentes. Muchos agentes no se conformaron con el recorrido autorizado por la Delegación del Gobierno y decidieron cortar el Paseo de La Castellana.

< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow Miles de policías y guardias civiles se manifiestan en Madrid
Go to top of page