El Supremo prohíbe poner multas a los agentes de la ORA de Manacor PDF  | Imprimir |  E-mail
dilluns, 11 agost de 2008
El Mundo

ImageEl Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB) en una sentencia firmada por la Alta Magistratura el pasado 11 de julio de 2008 que no reconocía la autoridad de los agentes de la ORA de Manacor para poner multas a los usuarios que incumplían la normativa de la zona azul.

Según la sentencia, los mencionados agentes no tienen competencias ni rango en las sanciones que certifican y sólo son validas aquellas multas que son tramitadas por un policía municipal u otro agente reconocido de la autoridad. De esta manera, se establece que el empleado de la ORA puede informar a los usuarios, pero las sanciones deben ser impuestas por un profesional. En Manacor no sucede como en otros municipios de la Isla donde la figura del agente de la ORA se halla integrada en el cuerpo de Policía local.

Sin rango

Varios vecinos de Manacor se negaron a pagar en el año 2000 un total de 78 denuncias que habían emitido los agentes de la ORA. Todos los vecinos coincidían en sus alegaciones en que los empleados de la Zona Azul no tenían categoría profesional para elevar a multa económica firme las sanciones. El Ayuntamiento manacorí no aceptó los recursos ordinarios ni administrativos y los mencionados vecinos impugnaron las sanciones por vía judicial.

En 2003, el TSJB acabó por dar la razón a los vecinos. En la sentencia establecía que los agentes de la ORA del municipio debían "asesorar" e "informar" a los usuarios y sólo tenían competencias para imponer sanciones los policías locales u otra autoridad de igual rango con escala profesional, cargo que no ostentaban los empleados de la Sociedad Anónima Municipal (SAM).

El Consistorio aseguraba en sus alegaciones que cada multa era rubricada por un agente local y que los trámites de las sanciones se hacían en el departamento de Interior; los empleados de la ORA solo informaban de las infracciones.

El TS mantiene el mismo parecer que el TSJB, ya que la máxima aurotidad judicial entiende que está plenamente demostrado que quien pone la sanción "es el agente de la ORA y que no hay delante un policía local para firmar la denuncia que luego se tramita y se cobra desde los servicios de recaudación municipal".

Esta práctica del servicio de Manacor señala la sentencia dictada por el TS, "no se ajusta a la legalidad" y es nula de pleno derecho. Todo indica que las 78 denuncias en litigio quedarán definitivamente anuladas y que la SAM será la que a la postre tenga que asumir además las costas del pleito. El abogado que ha defendido los intereses de los vecinos señalaba que, ahora, el Ayuntamiento estará obligado a contratar agentes de la autoridad para poner las multas de la zona azul, ya que los actuales empleados públicos carecen de la titulación y el rango necesario.

< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow El Supremo prohíbe poner multas a los agentes de la ORA de Manacor
Go to top of page