La Policía de Bilbao se rearma contra las peleas PDF  | Imprimir |  E-mail
diumenge, 01 juny de 2008
Agències

ImageLos cuerpos policiales también deben adaptarse a los nuevos tiempos, y en Bilbao se presentan calientes, al menos las madrugadas de los fines de semana. Hace unos días, la Policía Municipal de Bilbao tuvo que sofocar una pelea entre un grupo de magrebíes y otro de subsaharianos en la zona de San Francisco, en la que los contendientes se enfrentaban con navajas y botellines de cerveza rotos a modo de arma cortante.

Las reyertas, cada vez más habituales las noches de los viernes y sábados, obligan a la guardia urbana a dotarse de material para intervenir con seguridad para sí mismos y para los ciudadanos, pero al mismo tiempo también con contundencia; no pueden dejar que la situación se les vaya de las manos. 'Necesitamos estar bien dotados y autoprotegernose', argumenta un alto mando. No sería la primera vez que un policía resulta lesionado al tratar de mediar en una riña tumultuaria.

La Policía local se plantea adquirir diez innovadores subfusiles, lanzadores no letales de los que emplean munición de goma amarilla, porras extensibles, chalecos mimetizados antibalas y anticuchillo y material de choque como escudos ultraligeros, según han indicado fuentes del cuerpo. Este armamento servirá para reforzar a la nueva 'unidad volante de noche' que empezará a trabajar previsiblemente a partir de 'octubre o noviembre', indicaron las mismas fuentes.

El grupo se formará con los agentes que ya trabajan los fines de semana, entre ellos miembros de la Unidad Canina y también patrulleros. En este último caso, los policías de base deberán recibir previamente formación. Este mini-grupo de intervención estará preparado para actuar en cualquier momento, cuando surja una refriega en alguna de las zonas de ambiente de la ciudad.

Para que su desplazamiento hasta el lugar donde ocurre el incidente sea inmediato, y dado que tampoco las distancias de un punto a otro de la ciudad son tan largas, el Ayuntamiento piensa también en comprar un vehículo monovolumen, en el que viajarían en principio cuatro policías.

Pelotas amarillas

Los responsables del cuerpo, entre ellos el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Maiz y el responsable de la Policía Municipal, Manu Zarragoitia, visitaron la semana pasada Zaragoza, donde se celebraba una feria del sector. Allí encontraron productos novedosos para materializar esta idea. Se interesaron, entre otras cosas, por los lanzadores no letales 'Brugger+Thomet 40' (por el diámetro de la pelota), distribuidos por primera vez en España por Andreu Soler, el fabricante del 'taser' (arma que emite descargas y consigue reducir a un individuo sin causarle lesiones).

Con los tradicionales lanzapelotas de las unidades antidisturbios, 'apuntan al del cóctel y le pueden dar a una señora que pasaba por allí', explicaba de forma gráfico Santos De Prado, representante de la empresa. Este subfusil, sin embargo, permite un disparo 'selectivo y de precisión'.

La munición, una especie de bolas de golf amarillas con vaina de polímero, provoca hematomas, pero no heridas sangrantes. Una vez lanzado, el proyectil no puede ser usado por los alborotadores como objeto contundente contra la Policía por su escaso peso. Los jefes de la guardia urbana destacaron 'el ruido que emite' como elemento disuasor, y que produce 'un impacto fuerte'. Además, estas armas sólo pesan dos kilogramos y la culata es abatible. En un solo minuto puede realizar 17 disparos. Cada una de las unidades puede costar en torno a los 800 euros.

La delegación bilbaína también se fijó en los chalecos balísticos y anticorte de United Shield National (USN). La peculiaridad de esta prenda reside en su discreción. Se colocan encima del uniforme y se camuflan con él al lucir los mismos colores, en este caso y hasta el próximo cambio, el negro y el amarillo fluorescente. Resisten el impacto de una bala y también la acometida de un arma blanca, ya que incorporan dos planchas específicas diferentes. Los sindicatos de la Policía Municipal siempre se han mostrado sensibles ante la adquisición de este tipo de material, que usan algunas unidades antidisturbios como las de la Ertzaintza, ya que la guardia urbana no tiene competencia en materia de orden público. Sí actúa frente a problemas de seguridad ciudadana, aunque cuando son muy graves recurre a la Policía autonómica.

De cara al futuro, los responsables de la Policía de Bilbao piensan también en el cuidado del medio ambiente. En la feria de Zaragoza se presentaron una motocicleta ecológica pensada para patrullas unipersonales y coches mixtos, que funcionan con electricidad y cuando se agota la batería, con combustible.

< Anterior   Següent >
webpolicial » Inici arrow Funció pública i Seg. laboral arrow La Policía de Bilbao se rearma contra las peleas
Go to top of page